Orfeo y Eurídice

Orfeo rescatando a Euridice, por Rubens

Orfeo rescatando a Eurídice, por Rubens

El mito de Orfeo y Eurídice es uno de los más famosos de la Antigüedad. Se cuenta maravillosamente en Las metamorfosis, de Ovidio, lo encontramos a menudo representado en la pintura clásica y moderna, es citado continuamente por poetas renacentistas como Garcilaso, sirve de argumento para L’Orfeo, favola in musica de Claudio Monteverdi -una de las primeras óperas de la historia de la música, estrenada en Italia en los inicios del siglo XVII-, e inspira obras tan hermosas como la película Orfeo negro (1959) de Marcel Camus, ambientada en el carnaval de Río de Janeiro.

Aquí os pongo dos escenas del filme vinculadas a sendas canciones magistrales de la bossa nova: Mañana de Carnaval de Luis Bonfá y Antonio Maria; y La felicidad de Vinicius de Moraes y Antonio Carlos Jobim. Dos joyas de la historia de la música moderna.

Para terminar, os dejo el resumen hecho por Mayte.

MITO DE ORFEO Y EURÍDICE

“He hecho un pequeño resumen de una historia muy bonita pero a la que le tenéis que prestar mucha atención. Espero que os guste tanto como a mí.”

Orfeo, hijo de Apolo y la musa Calíope, de los cuales había heredado el don de la música y la poesía, estaba casado con Eurídice, a la cual había enamorado con sus dones.
Cuentan que mientras Eurídice huía de Aristeo, fue mordida por una serpiente y murió. Orfeo lloraba y se lamentaba por su mujer, cantando y tocando canciones muy tristes, las cuales hicieron que las ninfas y dioses lloraran y le dijeran que bajara al inframundo a por su esposa.
De camino al reino de los muertos se encontró muchos peligros, a los cuales se enfrentaba usando su música para ablandar los corazones. También lo consiguió con Hades y Perséfone, los cuales le permitieron que retornase a Euridice a la Tierra pero con una condición: tenía que ir caminando delante de ella y no debía mirar hacia atrás hasta que a ella no la bañasen completamente los rayos del Sol.
A pesar de los peligros y las ansias, Orfeo cumplió la condición hasta la puerta. Pero al llegar a la superficie, no resistió la tentación y se dio la vuelta. Entonces vio a Eurídice, que todavía tenía un pie al que no le daba el sol, por lo que todavía estaba en el inframundo. En ese momento, se desvaneció en el aire y volvió para siempre al infierno.
Orfeo regresó destrozado a su pueblo, donde los habitantes le pidieron que tocara su lira. Deprimido, enloquecido por su dolor, empezó a golpearla con una piedra provocando un ruido tan horroroso que todo lo que estaba a su alrededor se marchitaba. Entonces, el pueblo lo mató para que parara.
Según otras versiones, lo despedazaron las ménades o bacantes por no honrar a Dionisos, dios del vino y la lujuria, y negarse a beber y hacer el amor con ellas.

http://es.wikipedia.org/wiki/Orfeo

About these ads

4 respuestas a Orfeo y Eurídice

  1. jonathan dice:

    gracias me sirvió mucho
    B)

  2. aniita dice:

    No es el resumen que yo buscaba porque no es el mismo cuento que yo lei en el colegio pero gracias igual!!besos

  3. Julia dice:

    Muy buena página. He tenido que hacer un trabajo sobre este mito y me han dado muy buena nota. Gracias.

  4. maria dice:

    :) buena historia

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: