Los mitos griegos

 

Edipo y la Esfinge, por Ingres

Los antiguos habitantes de la Hélade apenas tuvieron necesidad de inventar historias para su literatura. Ya disponían de un enorme caudal de relatos fantásticos transmitidos por la tradición, fomentados por el culto y protagonizados por dioses y héroes: los mitos antiguos. Esas narraciones trasportaban a los oyentes a un mundo de fascinantes aventuras en que las traiciones, los engaños, la magia, la pasión erótica, los raptos y las venganzas eran tan frecuentes como el sol en verano.

El repertorio es tan extenso como apasionante, por lo que resulta difícil hacer una selección significativa. Una guía excelente la encontramos en la versión novelada que escribió el escritor inglés Robert Graves y que tenemos traducida al castellano en  Alianza: Los mitos griegos. Vale la pena consultarla por su amenidad.

Otro recurso de utilidad lo constituyen los diccionarios de mitología, entre los que destaca el del latinista francés Pierre Grimal: Mitología clásica. Aparte, por supuesto, tenemos varias páginas en Internet de calidad: Mitología griega en la Wikipedia, el portal El Olimpo o el sitio llamado Rea: Mitología griega.

En esta entrada os invito a colgar algunos de vuestros textos sobre el tema, contando a vuestra manera los mitos clásicos para contribuir entre todos a hacerlos pervivir en las letras del siglo XXI.

Salud.

Una respuesta a Los mitos griegos

  1. mayte dice:

    RESUMEN DEL MITO DE ORFEO Y EURÍDICE

    He hecho un pequeño resumen de una historia muy bonita pero a la que le tenéis que prestar mucha atención. Espero que os guste tanto como a mí.

    Orfeo, hijo de Apolo y la musa Calíope, de los cuales había heredado el don de la música y la poesía, estaba casado con Eurídice, a la cual había enamorado con sus dones.
    Cuentan que mientras Eurídice huía de Aristeo, fue mordida por una serpiente y murió. Orfeo lloraba y se lamentaba por su mujer, cantando y tocando canciones muy tristes, las cuales hicieron que las ninfas y dioses lloraran y le dijeran que bajara al inframundo a por su esposa.
    De camino al reino de los muertos se encontró muchos peligros, a los cuales se enfrentaba usando su música para ablandar los corazones. También lo consiguió con Hades y Perséfone, los cuales le permitieron que retornase a Euridice a la Tierra pero con una condición: tenía que ir caminando delante de ella y no debía mirar hacia atrás hasta que a ella no la bañasen completamente los rayos del Sol.
    A pesar de los peligros y las ansias, Orfeo cumplió la condición hasta la puerta. Pero al llegar a la superficie, Orfeo no resistió la tentación y se dio la vuelta. Entonces vio a Eurídice, que todavía tenía un pie al que no le daba el sol, por lo que todavía estaba en el inframundo. En ese momento, se desvaneció en el aire y volvió para siempre al infierno.
    Orfeo regresó destrozado a su pueblo, donde los habitantes le pidieron que tocara su lira. Deprimido, enloquecido por su dolor, empezó a golpearla con una piedra provocando un ruido tan horroroso que todo lo que estaba a su alrededor se marchitaba. Entonces, el pueblo lo mató para que parara.
    Según otras versiones, lo despedazaron las ménades o bacantes por no honrar a Dionisos, dios del vino y la lujuria, y negarse a beber y hacer el amor con ellas.

    http://es.wikipedia.org/wiki/Orfeo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: