En cárcel tenebrosa

26 marzo 2010

Ciego, sin lumbre, en cárcel tenebrosa…

Contestando a su compañero Salicio, que se queja amargamente del rechazo de la fría pastora Galatea, el pastor Nemoroso recuerda el tiempo de la felicidad perdida y se lamenta de la ausencia definitiva de su amada Elisa, ya residente eterna del cielo, desde el que aún le inspira versos y lágrimas.

Sentimiento en estado puro y reflejo de lo que el propio Garcilaso de la Vega (1501-1536) sintió hacia su musa, la dama portuguesa Isabel Freire, el texto se halla entre lo mejor del Renacimiento hispano. Es un fragmento de su Égloga I que puedes leer aquí seguido.

ÉGLOGA I: Lamento de Nemoroso (Documento en PDF con el texto seleccionado y algunas preguntas para el comentario).

Anuncios

Música de las esferas

25 marzo 2010

Francisco Salinas

La música como medio de elevarse de la realidad mezquina y huir de la mediocridad de este mundo. El arte como vía hacia lo mejor del ser humano, libre de envidias y recelos, contemplando la grandeza del universo y la melodía secreta que resuena en el movimiento de las estrellas: matemáticas puras, círculos que giran en movimiento acompasado, armonía intrínseca de los astros, fuente de paz que brota inagotable de la perfección innata de lo creado.

Y por encima de todo, la amistad entre dos espíritus hermanos en este valle de lágrimas, dos almas nobles que cruzan sus caminos y se reconocen y se estiman: Fray Luis de León (1527-1591) y Francisco Salinas (1513-1590),

Como acompañamiento musical al texto de la Oda III del poeta salmantino, os sugiero la breve y deliciosa Romanesca [clica en el enlace para escucharla] recopilada por el maestro Salinas en sus Siete libros de Música.

ODA III A Francisco Salinas de Fray Luis de León (Documento en PDF con el texto y preguntas para el comentario)


Crónica de una muerte anunciada

23 marzo 2010

La lectura del tercer trimestre es Crónica de una muerte anunciada, una novela corta de Gabriel García Márquez (1927, Premio Nobel de Literatura en 1982) que figura con toda justicia en el catálogo de obras plenamente logradas del escritor colombiano y es una de las más cotizadas del boom latinoamericano. Sin ser exactamente una novela negra o criminal, conjuga todos sus ingredientes y deja para el capítulo final la solución del enigma: saber no tanto quiénes fueron los asesinos, las circunstancias y los motivos que los impulsaron a matar a un inocente, sino quién es realmente el culpable de esa muerte.

De la novela se hizo una adaptación cinematográfica bastante correcta en 1987 por parte del director italiano Francesco Rosi. Aquí tenéis la escena central:

Para iniciaros en la lectura y a modo de ideas clave del relato, os propongo que os fijéis en los siguientes aspectos  y que escribáis un comentario personal [en un folio] explicando qué elementos del relato os han llamado más la atención y qué otros han quedado en el aire, así como ofreciendo un juicio de valor razonado y argumentado. Fijaos, pues, en cosas como:

1.- El ambiente onírico y mareante en que se desarrolla la acción: caluroso y asfixiante, húmedo, envuelto en una sensación de sueño y tocado con detalles de realismo mágico. Recordemos que todo sucede en un imaginario pueblo del Caribe relacionado directamente con el mítico universo de Macondo, ese lugar inventado en que García Márquez sitúa gran parte de sus relatos.

2.- El carácter trágico, en su sentido más clásico, de la muerte de Santiago Nasar: se cumple por una serie de circunstancias azarosas, es sabida desde el principio por todos y sin embargo nadie la evita, es grandiosa por inmerecida y terrible, parece justa como reparación de una ofensa pero no responde a ninguna culpa previa  sino al destino inexorable…

3.- La dilatación de la acción en el tiempo, que se estira largamente ya que se nos cuentan los mismos hechos desde diferentes perspectivas.

4.- El carácter de crónica periodística pura y dura del relato. Fijaos en que tiene todos los ingredientes de un buen reportaje de prensa e incluye testimonios bastante fidedignos (es un suponer) de todos los implicados: los asesinos, la madre, Ángela Vicario, diversos testigos del crimen…

5.- El curioso papel del narrador, el cual cuenta la historia desde fuera y al cabo de muchos años, a pesar de que él mismo también vivía en el pueblo cuando sucedieron los hechos. No es un extraño y sin embargo, lo parece. Nos  invita a plantear algunas cuestiones: ¿Por qué huyó del pueblo a raíz de los hechos? ¿Desempeña algún otro papel? ¿Oculta datos?

6.- La novela empieza con un suceso criminal, la muerte ya sabida de Santiago Nasar, y sobre ella se nos dan datos exactos que hacen innecesaria una posterior investigación policial. ¿Cuál es entonces el verdadero eje de la intriga? ¿Qué nuevos datos se intendtan conocer con la investigación periodística?

7.- El carácter de los personajes los distingue claramente. Así, podemos diferenciar a los que son planos y a los que son redondos, evolucionan, se muestran más complejos. ¿Cuáles serían cada uno de ellos?

8.- El tratamiento que se hace de diversos temas que aparecen en el relato. Temas como el honor familiar, la muerte, el amor, el sexo, el destino, la importancia de la virginidad, el machismo tradicional…

9.- El uso de técnicas narrativas modernas y complejas que sorprenden al lector y arman la estructura del relato  como un conjunto de piezas de relojería perfectamente ensambladas: saltos en el tiempo, perspectivismo, cambio del tipo de narrador, uso del monólogo interior, mezcla de géneros discursivos, etc. [Ver presentación en SlideShare]

Si quieres descargarte el libro en pdf, puedes hacerlo en este ENLACE.

Si quieres conocer lo que podría decir cada personaje de la novela si crease un monólogo explicando su particular punto de vista, puedes consultar el blog Ficciones: leer para escribir, donde se hace un interesante ejercicio de creatividad a partir de esta obra de García Márquez.

Y si quieres leer algún artículo complementario sobre la novela, puedes clicar aquí: Análisis de la novela (documento en pdf) por Ana Alonso o Revista de la UCM. Pero si prefieres que te cuente el propio García Márquez cómo construyó su relato, puedes verlo en el vídeo siguiente:


Desde la torre

16 marzo 2010

Del amor a los libros y a la literatura se ha escrito mucho. De la necesaria soledad para entenderlos, de la compañía gustosa que ofrecen y de su utilidad como refugio frente a la adversidad, también. Sobre esos amigos de papel, siempre dispuestos a conversar sin pedir nada a cambio, trata este soneto de Quevedo que figura entre mis preferidos. En él muestra su cara más humanista e intelectual, tocada de cierto ascetismo y  desengaño barroco.

Es una noche de invierno. La lluvia golpea en los cristales pero el fuego del hogar nos reconforta. Tenemos tiempo libre y un buen libro a mano… ¿A quién no le apetece?

En vídeo, os pongo la versión musicalizada por Vicente Monera. Abajo, el texto del poema.

Desde la torre

Retirado en la paz de estos desiertos,
con pocos, pero doctos libros juntos,
vivo en conversación con los difuntos
y escucho con mis ojos a los muertos.

Si no siempre entendidos, siempre abiertos,
o enmiendan, o fecundan mis asuntos;
y en músicos callados contrapuntos
al sueño de la vida hablan despiertos.

Las grandes almas que la muerte ausenta,
de injurias de los años, vengadora,
libra, ¡oh, gran don
Iosef!, docta la emprenta.

En fuga irrevocable huye la hora;
pero aquélla el mejor cálculo cuenta
que en la lección y estudios nos mejora.

Francisco de Quevedo (1580-1645)

NOTA: “La torre” se refiere a la Torre de Juan Abad, pueblo manchego en el que el poeta madrileño tuvo algunas posesiones y que se convirtió en su lugar de  retiro de la vida cortesana.