El Decamerón

Imagen

A Tale from Decameron, 1916, por John William Waterhouse.

El Decamerón (Il Decamerone en italiano) es una colección de cien cuentos o novelas cortas escrita hacia 1350 por Giovanni Boccaccio (1313 – 1375), uno de los principales autores del Renacimiento europeo. En ella se tratan tres temas principales, acordes con el auge de la mentalidad profana y vitalista que empezaba a cuajar en la Italia de la época:

a) el amor -en especial, el amor erótico o carnal-;

b) la astucia, la inteligencia o el ingenio; y

c) la fortuna, en el sentido todavía medieval de rueda que gira y que tan pronto nos eleva como nos hace caer.

El marco argumental es el siguiente: durante la epidemia de peste negra que asoló la ciudad de Florencia en 1348diez jóvenes (tres hombres y siete mujeres) se reúnen en la iglesia de Santa María Novella y toman la decisión de retirarse a una villa alejada de la ciudad para salvarse de la enfermedad. En ese lugar idílico, trasunto del locus amoenus clásico, intentan dejar atrás los horrores vividos y se dedican a relatarse historias breves para entretenerse durante dos semanas. Cada día uno de los jóvenes actúa como «rey» y decide el tema sobre el que versarán los cuentos, dejando libres los viernes y los sábados, por lo que sólo se cuentan cuentos durante “diez días” (de ahí el título de la obra “deca-hemerai”).

Santa Maria Novella

Santa Maria Novella, Florencia

La importancia de la obra se centra esencialmente en servir de modelo para el desarrollo de la novela cortesana europea, ligera y divertida, antecedente de otros modernos libros de cuentos y anécdotas renacentistas como las “novelle” de Mateo Bandello en Italia, los Cuentos de Canterbury de Chaucer en Inglaterra, o El Patrañuelo de Joan de Timoneda y las Novelas ejemplares de Cervantes en España. A ello hay que sumar el interés que despertó por su realismo a la hora de reflejar canciones populares de la época o la crueldad de los efectos devastadores de la peste.

Por supuesto, la Iglesia Católica, a través de la Inquisición, incluyó éste entre los numerosos libros proscritos que formaron parte de la nómina del Index librorum prohibitorum. No obstante, y además a pesar de su ácida crítica del estamento religioso, la de Bocaccio constituyó una de las lecturas preferidas por los clérigos.

Las fuentes de Boccaccio son variadas, puesto que van desde los clásicos grecolatinos hasta los fabliaux franceses medievales, y en conjunto la obra puede considerarse totalmente representativa del Renacimiento, no sólo por su marcado antropocentrismo (concepción autónoma del hombre), sino también por  su humor desvergonzado, por su realismo y por la burla (y a veces incluso el escarnio) que hace de los valores imperantes en la sociedad medieval.  Especialmente, la idea del goce material y corporal en esta vida (el carpe diem clásico) que transmite esta obra supone toda una revolución ideológica que se empieza a materializar en Italia en el siglo XIV y triunfará en toda Europa a partir del siglo XV.

Por otra parte, los personajes de Boccaccio no son héroes sino seres humanos vulgares y corrientes, ávidos de dinero y de satisfacción inmediata, pícaros anticipados a la figura del Lazarillo, hombres y mujeres sin nobleza, lejos de las damas y caballeros de la literatura trovadoresca. De hecho, en la obra, descuellan los embusteros, los ladrones, los adúlteros y los falsos que hacen valer su astucia, que resulta premiada en la gran mayoría de las ocasiones. Y la imagen que se refleja de la mujer es la típica de la literatura misógina de esta época, al estilo de algunos pasajes del Libro de Buen Amor o de la obra del Arcipreste de Talavera, ya que se la ve como una pecadora, seductora y lasciva, hija de Eva y por lo tanto maldita, condenada a engañar al hombre y a arrastrarlo a la perdición.

El Decamerón fue adaptado al cine en una película del mismo título dirigida por Pier Paolo Pasolini en 1971. Constituye la primera parte de su famosa «Trilogía de la vida» que completaron luego Los cuentos de Canterbury (1972) y Las mil y una noches (1974).(1974) La cinta obtuvo un gran éxito internacional y se convirtió en motivo de escándalo por la naturalidad y falta de pudor con que muestra las numerosas escenas eróticas que incluye. De hecho, la selección que hizo Pasolini del libro tuvo especial cuidado en reflejar las historias decididamente más “picantes” o “salaces”.

Puede encontrarse completa en Internet doblada al castellano. No obstante, conviene advertir sobre la procacidad de la mayoría de sus escenas:


El Decamerón, 1971, de Pier Paolo Pasolini

Un estupendo resumen de las nueve historias que componen el film puede obtenerse del artículo correspondiente de la Wikipedia:

1 Historia de Andreuccio da Perugia

2 Historia de Masetto da Lamporecchio

3 Historia de Peronella

4 Historia de Ciappelletto

5 Historia del discípulo de Giotto

6 Historia de Caterina da Valbona

7 Historia de Lisabetta da Messina

8 Historia de Gemmata

9 Historia de Tingoccio e Meuccio

PARA SABER MÁS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: