Literatura oriental

21 septiembre 2015

Nala y Damayanti

Para abrir boca al curso de Literatura Universal, os paso unos apuntes sobre el primer tema: Antiguas literaturas orientales (India, China, Persia…) Os servirán de complemento a lo visto en clase y contienen un enlace muy interesante sobre Alejandro Casona y su libro Flor de leyendas, una preciosa antología de historias de la literatura universal que no debería faltar en ninguna biblioteca.

Espero que os sean útiles.

tema-1-literaturas-orientales-antiguas

También podéis ver a modo de introducción un breve vídeo en Youtube que cita otras antiguas tradiciones como la egipcia o la mesopotámica, la cual dio origen al Poema de Gilgamesh, la primera gran obra literaria de la historia:

A modo de resumen, también podéis consultar la siguiente presentación de la profesora Sofía Vaz Romero:

Y como conclusión, aquí os dejo un breve cuestionario para revisarlo en clase:

cuestionario-1-literatura-oriental

OTROS ENLACES

Literatura Oriental, apuntes de Juan Azahel Cortés.

Kalipedia: Literatura Universal (artículos por épocas).

Un fragmento del Poema de Gilgamesh: el héroe llora la muerte de su amigo Enkidu.

Anuncios

El siglo XVIII y la Ilustración

22 mayo 2010
Hasta su abuelo (Goya)
Hasta su abuelo (Goya)

Así veían los ilustrados como Goya a la nobleza de alta alcurnia: chulapona e ignorante, obsesionada por herencias y genealogías que les procurasen o certificasen su rancio abolengo y su limpieza de sangre.

Pero frente a las ideas tradicionalistas y trasnochadas vigentes en el Barroco, surge en el siglo XVIII una corriente de pensamiento que preconiza el uso de la razón como medio para alcanzar la felicidad humana, a través del progreso material y espiritual, la eliminación de los prejucios, la crítica de las costumbres bárbaras e irracionales y el rechazo de los dogmas y las creencias opuestas a la experimentación científica.

En este grupo de ilustrados encontraremos un minoritario pero variado catálogo: reyes reformistas y con decidido afán modernizador, nobles preocupados verdaderamente por el atraso social y económico del país, clérigos de mentalidad abierta y progresista, y los sectores más conscientes y mejor formados de la incipiente burguesía.

Progresivamente, el “Todo para el pueblo, pero sin el pueblo” del Despotismo Ilustrado dará paso a una lenta pero imparable transformación del Antiguo Régimen y las monarquías de inspiración divina irán transformandose en un sistema político y social más justo en que la separación de poderes y el constitucionalistmo ganarán la partida.

De este modo, el lema  revolucionario de 1789 y divisa de la moderna República Francesa (“Libertad, igualdad y fraternidad”) se extenderá por toda Europa, aunque no llegue a dar fruto de verdad hasta el siguiente siglo XIX, cuando se sume al ejemplo de la independencia americana (1783),  al impacto de las Guerras Napoleónicas (1802-1815), y a las transformaciones generadas por la naciente Revolución Industrial.

A propósito de la Ilustración y la Literatura del Siglo de las Luces, creo que vale la pena de nuevo echar un vistazo a los materiales de literatura de José Mª González-Serna en Aula de Letras, un lugar de referencia en que, además de una serie de explicaciones básicas, tenemos cosas tan interesantes como:

  1. Sencillas presentaciones sobre los principales pensadores ilustrados franceses de la época: Voltaire (1694-1778), Montesquieu (1689-1755) y Rousseau (1712.1778).
  2. Breves análisis de las dos obras quizá más representativas de la literatura dieciochesca en castellano: Las cartas marruecas de José Cadalso (1741-1782) y El sí de las niñas de Leandro Fernández de Moratín (1760-1828).
  3. Actividades y cuestionarios en línea sobre el tema.

ENLACES DE INTERÉS:


Papa, cuéntame otra vez

26 febrero 2010

 

Me quedo con ganas de reivindicar el sentido poético de tantas y tantas canciones de antes y de ahora, de hace unos años y de anteayer, de los clásicos cantautores de los 60 y de los modernos grupos de pop-rock que sacan hoy sus letras desde lo más hondo para denunciar las mentiras de los poderosos y para reivindicar un mínimo de justicia y compromiso con los demás. Porque todavía hay gente que tiene la necesidad de intentar cambiar, aunque sea sólo un poquito, este mundo a veces tan desagradable y difícil de entender en que vivimos. Cuestión de mínima coherencia,  ética y estética.

Como aperitivo a la lista que prometo, os invito a escuchar una de las mejores canciones de protesta de los últimos tiempos. Aunque es de 1997, parece escrita ayer. Se llama Papa, cuéntame otra vez de Ismael Serrano y creo que se merece el mismo análisis de texto que cualquier gran poema porque además de su innegable belleza literaria y musical, contiene toda una lección de historia, de sociología y de política.

El conflicto generacional de los 60 planteado de nuevo en los 90 o ya en pleno siglo XXI: frente a los padres que ya lucharon un rato en las barricadas y tienen su conciencia tranquila, la conciencia de algunos jóvenes –o no tanto- que no se resignan a dejarse arrastrar por la apatía y el conformismo glotón de esta democracia anestesiada y bienpensante en que vivimos. ¿Alguien se atreve con el comentario?

Papa, cuéntame otra vez
Papa, cuéntame otra vez (Ismael Serrano)

Para ver el vídeo con letra, pulsa en la imagen o aquí 

Página oficial de Ismael Serrano: http://www.ismaelserrano.com/

Otra canción emblemática de Ismael Serrano en Youtube: Caperucita (el cuento al revés)