La muerte y el caballero

6 noviembre 2012

Knight-Death-and-the-Devil

Tomando como ilustración esta famosa imagen de Durero (El caballero, la Muerte y el Diablo, 1513), os propongo hoy un ejercicio de literatura comparada entre varias narraciones diferentes:

ACTIVIDADES

Sigo en parte las propuestas sugeridas por Julián Rodríguez en su Antología de Literatura Universal comparada (Murcia, 1991), págs. 242-243.

1. ¿Qué elementos fantásticos aparecen en el relato de Juan Benet?

2. ¿Qué convenciones sociales sobre la muerte se rompen en él?

3. ¿Qué visión general de la Muerte se nos ofrece en este cuento?  Y más específicamente, ¿qué sentido tiene la frase “una cualquiera” aplicada a ese personaje?

4. ¿En qué difiere el carácter de la Muerte aquí respecto al del resto de narraciones?

5. ¿Qué diferentes finales se nos dan para el cuento básico de Cocteau?

6. Inventa algún otro desenlace posible.

NOTAS DE APOYO

El artículo de Miguel Díez R. analiza el cuento de Cocteau, explica su origen como apólogo de la tradición oriental, y lo pone en relación con diversas versiones modernas del mismo, haciendo especial hincapié en las escritas  en castellano: “El gesto de la muerte”: aproximación a un famoso apólogo  (Espéculo, 2009).

María Josefa Diez de Revenga apunta las semejanzas principales entre El Conde Lucanor de Don Juan Manuel y los relatos de Trece fábulas y media de Benet en otro interesante artículo titulado La narración ejemplar.

Además de los textos anteriores, resulta muy recomendable la lectura de El caballero y la muerte, una novela negra publicada en 1988 por Leonardo Sciascia. Ambientada en Sicilia durante los años 80 del pasado siglo, cuenta la lucha de un comisario de policía enfermo de cáncer terminal que lucha por esclarecer el asesinato de un abogado implicado en una trama de corrupción política. Toda una leccion de ética y de estética en forma de relato breve.

Anuncios

El guardián entre el centeno

5 enero 2012
Salinger en 1952, por Anthony Di Gesu

Salinger en 1952, por Anthony Di Gesu

La vida y la obra de Jerome David Salinger (1919-2010) han estado sujetas a polémica y reverencia a partes iguales desde que en 1951 publicó su obra más conocida: El guardián entre el centeno. Esta novela de iniciación juvenil, también conocida como El cazador oculto según el título de su primera versión al castellano, se convirtió pronto en todo un mito literario y a día de hoy  constituye un referente ineludible de la cultura universal contemporánea.

En relación directa con la llamada Beat Generation norteamericana -en la que destacaron especialmente Ginsberg, Kerouac y Burroughs-, así como con los movimientos contraculturales que sacudieron Estados Unidos durante los años 50 y 60 del pasado siglo, El guardián entre el centeno ha sido desde su publicación todo un símbolo de la rebeldía y las dudas adolescentes para millones de lectores.

Para entender mejor el contexto social en que se publica la obra, hija de su tiempo y a la vez rara avis, genuina y solitaria, te sugiero que visites la entrada publicada por David Sánchez en el blog Blaschillerato:

Salinger y su contexto: los años 50.

Jóvenes neoyorquinas, década de los 50

Tras participar como miembro del servicio de contraespionaje americano en Europa durante la II Guerra Mundial, experiencia que le marcó proundamente, J. D. Salinger empezó a colaborar en la prestigiosa revista literaria The New Yorker, en la que publicó varios de sus relatos breves, muchos de los cuales fueron posteriormente recopilados en la selección Nueve cuentos (Nine stories, 1953).

Entre todos ellos destaca una historia que es considerada habitualmente una de las mejores de la narrativa corta moderna: Un día perfecto para el pez banana (aquí adaptada como cortometraje). Si quieres leerla -algo que te recomiendo encarecidamente- y conocer algo mejor a la inclasificable familia Glass, puedes hacerlo a través de cualquiera de los siguientes enlaces:

  1. Un día perfecto para el pez banana
  2. Un día perfecto para el pez plátano (texto y cuestiones)

En este cuento, así como en la novela que da título a esta entrada, aparece un tema que será recurrente en el universo literario de Salinger: la agilidad y perspicacia mental de personajes trastornados que encuentran en la inocencia, en la inteligencia y en la gracia de los niños una luz de esperanza e incluso una vía de redención para su sufrimiento.

La novela cuenta en primera persona lo que le pasa al joven Holden Caulfield cuando lo expulsan del colegio de élite Pencey Prep (web ficiticia) un viernes por la tarde, poco antes de las vacaciones de Navidad. Tras pasar la mañana del sábado con el equipo de esgrima, visitar a uno de sus profesores y pasar una frustrante tarde de cine con un par de compañeros, Holden decide escaparse del internado sin avisar a nadie y pasar unos días solo en la ciudad de Nueva York, haciendo lo que le apetezca.

El relato de sus aventuras a lo largo de los dos días y medio siguientes, en los que pasará por experiencias sexuales, sentimentales e intelectuales de muy distinto tipo, y en los que conocerá desde la absoluta felicidad de ser totalmente libre hasta la más profunda soledad y el más terrible desengaño vital, ocupan los 26 capítulos de que consta el libro. Todo ello, eso sí, contado con un enorme sentido del humor y desde un punto de vista absolutamente original: el de un cáustico e irónico estudiante que cree -a sus diecisiete años escasos- ser muy listo y estar de vuelta de todo.

Salinger nunca concedió entrevistas, vivió casi recluido en una gran casa de campo situada en un pueblo de New Hampshire y llevó una existencia solitaria y atormentada de la que su familia directa fue a la vez testigo excepcional y víctima voluntaria.  Muy pronto se negó a participar de la vida literaria de su época, quizá pensando que la fama y el dinero tendrían un efecto pernicioso en su arte y en su independencia ideológica. Durante largas temporadas, dejó de escribir y vivió dedicado a la práctica del budismo zen y a la observación artística de la realidad. Mantuvo escasa correspondencia con amigos y colegas, se negó a introducir ilustraciones y textos complementarios en las portadas y contraportadas de sus libros, persiguió legalmente a todos los que intentaron publicar algo sobre él sin su permiso y se ganó una merecida fama de raro, huraño e irascible, tanta que ni siquiera se tienen fotografías públicas suyas posteriores a la década de los 50.

Tras una decepcionante adaptación hollywoodiense de uno de sus primeros cuentos, el Salinger maduro nunca volvió a permitir que sus obras fueran trasladadas al cine, a pesar de las insistentes demandas que se le hicieron en este sentido. Su relación con el séptimo arte fue por tanto de amor y de odio a la vez, tal y como le pasaba a Holden Caulfield. No obstante, hay dos filmaciones sobre Salinger de gran interés. La más relevante hasta la fecha es Descubriendo a Forrester (2000) de Gus van Sant, una película de ficción en que, aunque no se le cita nunca, el personaje central de la historia es un escritor excepcional, desaparecido de la vida pública desde su juventud y convertido en un mito:

Y la segunda -y más importante- es que parece que este año 2012 (pero quién lo sabe de cierto) verá la luz un esperado documental sobre la vida del escritor que -al parecer- contiene fragmentos en que aparece el propio Salinger, aparte de los testimonios de numerosos amigos y admiradores suyos. Es un proyecto del guionista Shane Salerno que, según parece, arrojará luz sobre varios momentos cruciales de su vida: desde su traumática experiencia militar interrogando a nazis hasta sus desengaños amorosos y sus frustraciones profesionales. El libro, escrito a medias con David Shields, se llamará simplemente Salinger.

El cuestionario que te propongo para trabajar en clase la lectura es accesible desde el siguiente enlace. Tiene formato Word, así lo podrás modificar a tu gusto para contestarlo:

Cuestionario “El guardián entre el centeno”

Para terminar, te doy una breve selección de páginas sobre Salinger en la red. En inglés, aparte del vídeo de presentación anterior, te recomiendo dos visitas:

  • El portal de análisis literario Spark Notes, que nos proporciona una excelente guía de lectura de la obra, con indicaciones capítulo a capítulo, resúmenes y propuestas de escritura. Resumen en vídeo:

En castellano, te pueden resultar interesantes los siguientes enlaces:

Además, dos buenas introducciones generales a la obra de Salinger nos las proporcionan la guía de lectura preparada por la Biblioteca de La Rioja y la presentación de las peripecias de Holden en La Gran Manzana que nos facilita la Biblioteca de Huelva.

NOTA SOBRE LA TRADUCCIÓN

Tanto como sobre el autor, hay cierta polémica sobre la traducción del libro, empezando por el propio título, en origen vertido como El cazador oculto (1961) por Manuel Méndez en Argentina (accesible aquí) y luego traducido en España como El guardián entre el centeno. Dejando aparte las disquisiciones sobre el título como propone Rodrigo Fresán, me centraré en un detalle curioso como lo es el hecho de que existan actualmente en el mercado dos traducciones diferentes de la obra realizadas por la misma autora, Carmen Criado Fernández, y ambas publicadas en la misma editorial: Alianza. Una es de 1978 y la otra, mucho más reciente, de 2006.

Personalmente, me quedo con la primera, quizá no tan literal y ajustada al original como debiera -de lo que se le ha acusado en algunas ocasiones-, algo proclive a suavizar la dureza de las expresiones malsonantes de la versión inglesa, y quizá también ya algo desfasada respecto al lenguaje juvenil de hoy día, pero creo que con más encanto y calidad literaria que la nueva.

Traducir es traicionar, ya se sabe, por lo que lo principal en cualquier traducción es traicionar lo mínimo posible al autor e intentar acercar la obra al lector manteniendo el espíritu del texto y buscando los mejores equivalentes, también en cuanto a los registros empleados. Sin embargo, no podemos olvidar que se trata de una obra escrita hacia 1948 y que la crudeza del lenguaje de Holden, que tanto escándalo generó en su momento, tampoco puede compararse ni de lejos con el lenguaje ofensivo que aparece cotidianamente en tantas letras de rap o hip hop por ejemplo. Para mí, el estilo más cuidado, los eufemismos -que algunos achacan muy convincentemente a una cierta autocensura de la traductora- y el regusto un pelín añejo de las palabrotas y las expresiones coloquiales que aparecen en la versión primera resultan preferibles a esa mayor fidelidad al lenguaje grosero y vulgar del personaje que predomina en la segunda.

Otra opinión -muy ponderada- a cargo de Cristina Gómez y un análisis comparativo excepcional entre el original y las dos versiones de Carmen Criado como el que nos ofrece Julián Rodríguez en su página sobre Novela y traducción pueden ayudarnos a tener más datos para juzgar el asunto:

Análisis de la traducción de “El guardián entre el centeno”.


Moodle sobre el Romanticismo

26 junio 2011

En el siguiente enlace se puede entrar a un mini moodle sobre el Romanticismo literario centrado en la figura de Gustavo Adolfo Bécquer y pensado para 4º de ESO. Si quieres acceder a él, puedes hacerlo libremente como visitante:

El Romanticismo (moodle)

Entradas relacionadas: El Romanticismo, Donde habite el olvido, Monotonía de lluvia, Leyendas de Bécquer.


Tres sombreros de copa

31 diciembre 2010

Fragmento del inicio de la obra (Teatres de la Generalitat Valenciana)

Miguel Mihura (1905-1977): el burgués con alma de bohemio, el defensor acérrimo de la libertad individual y la buena vida, el amante apasionado del teatro, el seductor triste y melancólico, el falangista apolítico, el humorista descreído, el perseguidor de girls de la farándula, el que todo lo tuvo y todo lo perdió…

Ése fue don Miguel: pura contradicción. Pero al fin y al cabo, una referencia ineludible de las letras hispánicas y del mundo del espectáculo de la posguerra. O en otras palabras, una de las tres patas que sostienen el teatro español a partir de 1940, junto con Antonio Buero Vallejo y Alfonso Sastre. Cada uno en su estilo y cada uno a su manera. Unos (Buero y Sastre) desde la crítica social y el realismo trágico; el otro (Mihura), desde el humor sutil y disparatado, al principio más renovador, luego cada vez más plegado a los gustos del público que llenaba las salas y le permitía vivir con cierta holgura de las tablas. Unos, lidiando con la censura y arriesgándose a represalias políticas; el otro, desde el surrealismo y la comedia, reivindicando el arte como territorio autónomo e irreal, desgajado de la vida mísera de cada día.

Porque junto a Historia de una escalera de Buero (1949) y Escuadra hacia la muerte de Sastre (1953), Tres sombreros de copa (1952) significa la salida del costumbrismo, de los dramas históricos de aliento nacional-católico y de las meras comedias de evasión que el público demandaba en los escenarios del país. Cortada de raíz la dramaturgia renovadora de tiempos de la República, exiliados o desaparecidos los grandes nombres (Valle-Inclán, Lorca, Casona…), el teatro español, como todas las artes, pasaba por un período de lamentable decadencia que sólo empezó a cambiar gracias al impulso regenerador de este trío de ases.

Escena final (1ª parte)
Escena final (2ª parte)

Así, Mihura fue un autor que renovó el teatro de humor muy a su pesar, puesto que su gusto era simplemente hacer lo que le diera la gana. Y por ello, a pesar del éxito de que disfrutó,  a pesar de que pudo vivir bastante bien del teatro, el dibujo y la escritura (publicando en periódicos y revistas satíricas como La Codorniz), a pesar de que se situó en el bando vencedor durante la contienda civil y siempre supo “nadar y guardar la ropa”, siempre se sintió un incomprendido.

De toda su producción, Tres sombreros de copa (1932-1952) es su obra más conocida y la lectura requerida durante este segundo trimestre. Una pieza singular, que estuvo veinte años guardada en un cajón y que se estrenó tarde, en 1952, cuando Mihura casi había renunciado a su carrera como dramaturgo. Sin embargo, tuvo una puesta en escena glamurosa y de calidad por parte de los jóvenes actores del TEU (Teatro Español Universitario), y gracias a ese impulso y a la buena acogida del público y la crítica del momento, Mihura decidió volver al teatro y así pudo dejarnos un puñado de obras creadas con ingenio, ritmo y verdadero domino del arte dramático. Obras en apariencia ligeras, de puro humor, pero que nos dejan siempre un regusto triste y amargo, de inevitable spleen de Madrid.

Para pensar sobre el libro y preparar el ejercicio que haremos en clase aquí os dejo una serie de cuestiones que espero os sean de utilidad:

Guía y cuestionario sobre “Tres sombreros de copa” (doc)

SITIOS INTERESANTES:

Una muy acertada introducción al teatro de Mihura con análisis básico de personajes, temas y conflictos de la obra que nos ocupa nos la presenta José María González Serna:

Lo mismo sucede con la muy completa exposición de la profesora Montserrat Muntané, autora también de una interesante presentación sobre La música en tres sombreros de copa:

Tres sombreros de copa

Aparte, como casi siempre, un lugar de referencia fundamental para profundizar en la obra de este escritor es Materiales de Lengua, la página de Lourdes Domenech y Ana Romeo:

Miguel Mihura y Tres sombreros de copa.

Una excelente presentación sobre el humor en Tres sombreros de copa nos la facilita la misma Lourdes Domenech en Slideshare:

El humor en Tres sombreros de copa

Por supuesto, también te recomiendo vivamente consultar la guía del lectura publicada en el portal EDU365:

Guía de lectura de Tres sombreros de copa, por Pablo Moro, 2010.

Además, en el blog Tres sombreros el profesor Soldevilla hace una serie de paralelismos entre el humor de Mihura y otros referentes culturales de la época que resultan de gran interés, como los hermanos Marx, la Betty Boop, el cine norteamericano, el music-hall o el charlestón. Para muestra, un botón:

Por último, en esta página de la UPC puedes ver también una adaptación universitaria completa:

Ver representación de Tres sombreros de copa (en vídeo)

MÁS ESCENAS DE LA OBRA

Versión televisiva: Estudio 1 de TVE (20 de abril de 1978)

NOTA FILOLÓGICA:

En francés, spleen significa un  estado de melancolía o de angustia vital sin causa definida experimentado por una persona. Es un término popularizado por el escritor simbolista Charles Baudelaire en su obra Pequeños poemas en prosa o Spleen de París (1862).


Nada, 1944

4 octubre 2010

Carmen Laforet (1921-2004)

Carmen Laforet es una figura singular de la narrativa española posterior a la Guerra Civil. Su trayectoria vital y su trayectoria literaria transcurren de forma absolutamente paralela y presentan numerosos episodios desconocidos, ya que llevó una existencia bastante retirada de la luz pública y salpicada de profundas crisis personales. Finalmente, acabó cayendo en un mutismo casi absoluto, recluida en soledad, y negándose a publicar cuentos y novelas que tenía terminadas.

Para conocer algo mejor su vida y su obra, tenemos hoy un interesante  y muy completo documental, recientemente emitido en RNE, que puede escucharse en el siguiente enlace:

Carmen Laforet, el silencio de una escritora,

Documentos RNE (11-09-2010)

A otro nivel, en forma telegráfica, tenemos esta presentación en Youtube.

Cuando Carmen gana el premio Nadal, se convierte de golpe en un fenómeno mediático: es una escritora joven, guapa, inteligente, apreciada por el público y la crítica, culta e innovadora y, sobre todo, es una mujer inteligente que mira la realidad sin miedo, de frente, por lo que es capaz de retratar, desde un punto de vista muy subjetivo y de una manera muy simbólica, todo un paisaje moral y material tremendamente áspero y desagradable: el de la España de posguerra.

Con el tiempo, sin embargo, Laforet se convertirá en una muñeca rota, en una artista frustrada que no podrá superar nunca sus complejos iniciales ni el éxito arrollador de su primera novela, porque no tendrá confianza en sí misma y porque su vida discurrirá por muy diferentes derroteros, a veces elegidos y a veces no. La mujer feminista que rompe con todo y con todos y que se refleja en el personaje de Andrea cuando abandona para siempre la casa de sus parientes en Barcelona, en la realidad se casará pronto y abandonará casi totalmente la creación artística para cuidar de los hijos y atender a su marido, el periodista y escritor Manuel Cerezales, una figura intelectual de cierto renombre en la época.

Fragmento inicial de la versión cinematográfica.

Para verla completa, clica en Nada (1947) de Edgar Neville.

En este contexto, Nada (escrita en 1944 y publicada al año siguiente) constituye sin duda la obra más lograda y relevante de su producción y todavía hoy se alza hoy como un relato fresco, imperfecto pero lleno de fuerza juvenil que nos atrapa desde las primeras páginas. Nada, una novela de tinte fuertemente autobiográfico, es la historia de una muchacha solitaria e introvertida que se abre a la vida adulta, que presencia horrores mal disimulados en el ámbito asfixiante de la inolvidable casa de la calle Aribau, que describe peleas y reproches terribles entre parientes que se aman y odian con igual intensidad y que guardan secretos amargos.

Pero es, sobre todo, el retrato de una sociedad enferma, repleta de seres malvados y estúpidos en coexistencia precaria, de burgueses venidos a menos que malviven entre los restos del naufragio, sombras de vidas que fueron mejores y más felices antes de la guerra del 36. Un mundo de pesadilla sólo aliviado en parte por los amigos de Andrea, los estudiantes y artistas del ambiente bohemio y relajado que conoce en la Universidad Central, esa camada de jovencitos que tienen dinero, salud y pocas preocupaciones más allá de buscar amoríos o salir a divertirse.

Porque la guerra –la Guerra Civil claro- es un fantasma que recorre toda la novela y que extiende su sombra a los años posteriores al conflicto, a esa época gris, vacía y envuelta en la terrible miseria moral y material que trajo la dictadura de Franco, una miseria que, paradójicamente, afecta también a los “vencedores”. Una miseria quizá más visible en las grandes ciudades, sobre todo en aquellas que, como Barcelona o Madrid, resultaron especialmente devastadas.

En este contexto histórico y social, Nada constituye, junto a La familia de Pascual Duarte (1942) y La sombra del ciprés es alargada (1947), la tríada de novelas que más impactaron y renovaron la narrativa española después de la Guerra Civil. Cela, Delibes y Laforet fueron voces jóvenes que,  asimilando la maestría de Pío Baroja –voluntariamente recluido entre Madrid y Vera de Bidasoa- dieron un nuevo impulso a la literatura española en aquellos años difíciles del estraperlo y la censura.

Lejos, sin embargo, del tremendismo costumbrista y agrio de Cela, el relato de Laforet, de título además tan simbólico, se inserta mejor en la narrativa de corte existencialista que surge de la obra de Franz Kafka (1883-1924), que tanto influyó en el primer Delibes y que se desarrolló sobre todo en Europa Central después de la segunda Guerra Mundial, dando a luz obras tan destacadas como El extranjero (1942) de Albert Camus o La náusea de Jean Paul Sartre.

Un buen resumen de todo esto puede verse en la siguiente presentación de Juan Manuel González:

Laforet fue siempre “una chica rara”, como la definiría después Carmen Martín Gaite, una escritora de pies a cabeza, pero fracasada en gran parte, una mujer decidida y rompedora en cierto sentido que, sin embargo, se vio arrastrada por la vida a asumir un papel silencioso y retraído, quizá en contra de su voluntad. Fue una mujer extremadamente sensible, avanzada a su tiempo, gran lectora y muy afable, pero también insegura, perfeccionista hasta lo patológico y con grandes dudas religiosas y existenciales, tantas que le llevaron a sucumbir en ocasiones a fuertes crisis psicológicas y profesionales.

No obstante, Carmen Laforet supo desde joven mantener y cultivar la amistad con destacadas figuras del exilio literario como Ramón J. Sender o Juan Ramón Jiménez, y siempre mantuvo un público fiel y cierto prestigio, incluso durante sus años de silencio. Y como escritora, tuvo una habilidad excepcional para trazar caracteres, dotes innatas para la expresión de sentimientos y un gran talento para insertar el lenguaje poético en sus historias, aunque quizá no tanto para la composición narrativa o para la puntuación de las frases. En suma, fue contradictoria hasta el final.

Son muy numerosos los materiales que pueden encontrase en Internet sobre Carmen Laforet y su obra más conocida. Me limito aquí a indicar algunos de los más interesantes:

1. Completísima Guía de lectura de José Luis Vilaplana en el portal EDU 365.

2. La excelente presentación de diapositivas, ya citada arriba, publicada en el blog Alumnos en(red)ados por Juan Manuel González y Ruth Romero.

3. Nada, con prólogo de Rosa Montero (novela completa en pdf, en Scribd).

4. Amplio dossier y buena colección de enlaces sobre Nada en la sección de Literatura del web Materiales de Lengua. Incluye la versión completa de la película de Edgar Neville.

5. La escritora y los demonios, artículo de Nuria Amat sobre el silencio de Carmen Laforet y Releer Nada, artículo de Javier Alfaya  que apunta relaciones con obras catalanas como la gran novela Vida privada (1932) de Josep Maria de Sagarra o buena parte de la narrativa de Mercè Rodoreda. Ambos textos fueron publicados en el monográfico que le dedicó a Laforet la revista gaditana Caleta (nº 14, 2008).

6.- Análisis de la novela en el blog Erudición y crítica de Anastasio Serrano.

7.- Ejercicios de Selectividad a propósito de Nada: a) en Materiales de lengua (pdf con orientaciones y respuestas-modelo); b) Educared (texto en línea con ejercicios resueltos).

8.- Carmen Laforet, web oficial sobre la escritora catalana.

9.- Estudio de Nada (2009), pdf con actividades y textos de apoyo.

10.- Mujeres en proceso de construcción (2010), análisis comparativo del personaje de Andrea y el de Natàlia de La plaça del diamant, por Caroll Y. Buitrago-Long.

 Y ya para acabar, aquí te dejo las Cuestiones_sobre_Nada_2012 que deben entregarse en noviembre. Clica en el enlace para descargar un documento en Word modificable que puedes utilizar para responderlas. No olvides también hacer una portada con todos los datos necesarios y recuerda que no se admiten errores de expresión graves, ni faltas de ortografía ni actividades incompletas.

NOTAS FINALES

En la primavera de 2010 se ha publicado Una mujer en fuga, nueva e interesante biografía de Carmen Laforet a cargo de Anna Caballé e Israel Rollón.

Además, en abril de 2011 se ha hecho público un muy logrado vídeo que adapta la novela de Laforet, realizado por una serie de jóvenes artistas y estudiantes de Tortosa, con música de David Espinós y dirección de Josep Piñol.


Olvidar el Quijote o no

19 abril 2010

Cervantes, por Juan de Jaúregui

De la novela inmortal de Cervantes (1547-1616) se ha escrito y se ha hablado  tanto que a menudo se tiene una idea de ella absolutamente errónea. El tocho de Don Miguel, soldado y poeta, finísimo humorista y hombre francamente desgraciado en tantos lances, es en esencia una obra de burlas y así ha de entenderse antes que nada: como un divertimento, como una obra ligera y divertida, de garrotazo y tentetieso que, sin embargo, se le escapó de las manos a su autor y creció y creció hasta adquirir el volumen monumental que hoy tiene, convertida en arquetipo de parodia literaria y en espejo de la existencia entera.

Como la Biblia para la cultura occidental, El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha es uno de esos libros que, lo abras por donde lo abras, te enseña algo. Con todo, ésta no es su mayor virtud: la primera y esencial, como en toda novela de humor, es divertir, provocar la risa, mover el ánimo a felicidad mediante la burla sin malicia, salada y enjundiosa, que se desprende de sus páginas, a medida que éstas se hilvanan hábilmente en un juego de planos narrativos en los que el bachiller alcalaino era, sin duda, un maestro consumado, y que nos dejan sin aliento a poco que estemos preparados para ello.

Lo que pasa a menudo es que no lo estamos. Porque seguramente, las quince o dieciséis primaveras que llevamos a cuestas en el primer año de Bachillerato no son suficientes para leer con gusto la obra, para entender plenamente su ironía y su sabroso lenguaje y poderla disfrutar a tope.

Así que en materia de amena literatura, más vale no forzar las cosas y reservar el placer para mejor ocasión. Sólo el día que estemos dispuestos, con ánimo y tiempo sobrados, con apetencia verdadera, el Quijote se revelará como lo que es: como un auténtico clásico, es decir, un libro que renace con cada lector y se renueva y alcanza significados distintos y únicos porque nos habla al oído, como un amigo, con la verdad eterna de las obras hechas para durar.

Mientras tanto, tenemos dos opciones: intentar leerlo una primera vez sin prejuicios y con el ánima y la razón alertas, para lo cual recomiendo vivamente las actividades de la guía de lectura que se proponen en el portal educativo EDU 365; o dejarlo estar para mejor ocasión y seguir el sabio consejo del filósofo Fernando Savater en sus ya famosas Instrucciones para olvidar el “Quijote”, todo un ejemplo de cómo para disfrutar verdaderamente de los grandes libros hay que desnudarse antes de erudición, de juicios previos y de opiniones ajenas que poco bueno añaden a nuestra experiencia personal, única e irrepetible.

ENLACES:

¡Con salud y que ustedes lo disfuten! Cuando gusten, claro.


Antología de poesía española

12 noviembre 2009

Hoy quiero recomendaros la recopilación de textos de poesía española realizada por Félix López para la editorial La Galera, colección “La llave maestra”. Refleja fielmente la lista prescrita por el Departamento de Educación y, aunque no presenta apenas datos introductorios, resulta muy útil por varios motivos: por las notas aclaratorias que contiene, por las tablas de autores y obras, por las interesantes actividades que propone y por los numerosos enlaces de Internet que incluye. Por supuesto, hay también otras antologías igualmente adecuadas y que también son de fácil adquisición.

Además, para que sea un poquito más fácil hacer el comentario que os pido, os adjunto el documento con los requisitos y los consejos que se me han ocurrido. Espero que os sirva. Está en Scribd y para descargarlo sólo tenéis que registraros y pulsar “Download”. Recordad que la tarea consiste en seleccionar un poema de la antología, preparar una explicación escrita sobre él y luego hacer una breve exposición oral para toda la clase.

No dudéis en consultarme todas las dudas que os asalten en tan ardua tarea. Y ahora, ¡valor y al toro…!

Exposición oral sobre la Antología poética (Guía de trabajo con indicaciones útiles para la presentación)

Calendario exposiciones orales (Para consultar en caso de duda. Actualizado a 4 de febrero de 2010)

Actualización en diciembre de 2010:

En la página del instituto Joan Puig i Ferrater podemos encontrar un estupendo dossier con los textos de lospoemas del siglo XX incluidos en la antología y una serie de actividades sobre ellos. ¡Ojo, que son posible objeto de examen en Selectividad!

Ejercicios de análisis sobre los poemas del siglo XX (pdf)

Además, he abierto un wiki para ir recopilando esos textos y añadirle los comentarios y los vínculos que propongáis. Espero vuestras colaboraciones. La dirección es la siguiente:

Wiki Antología Poética. (Es muy recomendable registrarse antes de editar los artículos)

Ver también la entrada relacionada: Wiki antología poética.