La muerte y el caballero

6 noviembre 2012

Knight-Death-and-the-Devil

Tomando como ilustración esta famosa imagen de Durero (El caballero, la Muerte y el Diablo, 1513), os propongo hoy un ejercicio de literatura comparada entre varias narraciones diferentes:

ACTIVIDADES

Sigo en parte las propuestas sugeridas por Julián Rodríguez en su Antología de Literatura Universal comparada (Murcia, 1991), págs. 242-243.

1. ¿Qué elementos fantásticos aparecen en el relato de Juan Benet?

2. ¿Qué convenciones sociales sobre la muerte se rompen en él?

3. ¿Qué visión general de la Muerte se nos ofrece en este cuento?  Y más específicamente, ¿qué sentido tiene la frase “una cualquiera” aplicada a ese personaje?

4. ¿En qué difiere el carácter de la Muerte aquí respecto al del resto de narraciones?

5. ¿Qué diferentes finales se nos dan para el cuento básico de Cocteau?

6. Inventa algún otro desenlace posible.

NOTAS DE APOYO

El artículo de Miguel Díez R. analiza el cuento de Cocteau, explica su origen como apólogo de la tradición oriental, y lo pone en relación con diversas versiones modernas del mismo, haciendo especial hincapié en las escritas  en castellano: “El gesto de la muerte”: aproximación a un famoso apólogo  (Espéculo, 2009).

María Josefa Diez de Revenga apunta las semejanzas principales entre El Conde Lucanor de Don Juan Manuel y los relatos de Trece fábulas y media de Benet en otro interesante artículo titulado La narración ejemplar.

Además de los textos anteriores, resulta muy recomendable la lectura de El caballero y la muerte, una novela negra publicada en 1988 por Leonardo Sciascia. Ambientada en Sicilia durante los años 80 del pasado siglo, cuenta la lucha de un comisario de policía enfermo de cáncer terminal que lucha por esclarecer el asesinato de un abogado implicado en una trama de corrupción política. Toda una leccion de ética y de estética en forma de relato breve.


Moodle sobre el Romanticismo

26 junio 2011

En el siguiente enlace se puede entrar a un mini moodle sobre el Romanticismo literario centrado en la figura de Gustavo Adolfo Bécquer y pensado para 4º de ESO. Si quieres acceder a él, puedes hacerlo libremente como visitante:

El Romanticismo (moodle)

Entradas relacionadas: El Romanticismo, Donde habite el olvido, Monotonía de lluvia, Leyendas de Bécquer.


Mujeres en el arte

1 marzo 2009

Hace ya tiempo que circula por Internet un bonito vídeo sobre la belleza del rostro femenino. Se titula “Women in Art” y es obra del norteamericano Philip Scott Johnson.

Aunque sólo sea como distracción, creo que vale la pena dedicar tres minutos a contemplar este recorrido por más de 500 años de Arte Occidental. La música de Bach que acompaña las imágenes, la Zarabanda de la Suite para violonchelo nº 1 en G Mayor, interpretada por Yo-Yo Ma, me parece todo un acierto. Ahora bien, no esperéis encontrar ninguna mujer oriental o de raza negra.

Sucede lo mismo en su nuevo montaje titulado “Women in Film“: la misma música y casi idéntica ausencia de bellezas fuera del patrón blanco/europeo/norteamericano. Eso sí, aquí se cuelan tres guapas de piel tostada: Halle Berry, Angela Basset y Dorothy Dandrige.

Por cierto, también existen versiones masculinas e infantiles sobre la misma idea: “Men in Film“, del mismo autor, “Men in Art” y “Children in Art“. Son de distinta calidad y factura, pero todas bonitas.


Guy de Maupassant

28 enero 2009

 

Cabaret de Paris (Henri de Toulouse-Lautrec)

Cabaret de París (Henri de Toulouse-Lautrec)

Otro autor francamente interesante de la narrativa naturalista francesa es Guy de Maupassant, gran amigo y protegido de Flaubert. Su fascinación por el mundo de las mujeres fáciles y la vida galante lo convirtió en un gran frecuentador de cafés, cabarets, camerinos, burdeles y otros ambientes más o menos disipados.

Conoció bien los entresijos del mundo de la noche, los fabulosos espectáculos y diversiones de la capital francesa, y al modo en que Toulouse-Lautrec lo hizo en pintura, supo plasmar en magníficos relatos historias cotidianas de adulterio, corrupción, lujo, alcohol, bohemia y prostitución. Según su biografía, fue un amante fogoso y experimentado que tuvo una experiencia directa de los artes de la seducción, el libertinaje y los vicios del París finisecular. Y por ello, en sus cuentos y novelas, fue capaz de reflejar tanto los placeres del amor sensual como sus trampas y amarguras: el posterior vacío, la soledad, el final del deseo, la frustración de las ilusiones…

De su delicioso libro La casa Tellier y otros cuentos eróticos recuerdo especialmente un relato que tiene algunas similitudes con el argumento de Madame Bovary. Se trata de la historia breve que lleva por título Una aventura parisiense. Os convido a leerla y disfrutar de su ironía: Una aventura parisiense.

Éste y otros textos de Maupassant los podéis encontrar en la magnífica página dedicada a este escritor por José Manuel Ramos, profesor del IES A Xunqueira de Pontevedra: Guy de Maupassant.