La novela del siglo XX

18 noviembre 2010

Con el título de novela contemporánea, novela moderna o novela del siglo XX se suele designar no sólo un periodo literario sino sobre todo la renovación de las formas y las técnicas narrativas que se produce a partir de 1900 en la literatura occidental.

Tomando en muchos casos recursos novedosos de autores decimonónicos o que viven a caballo de los dos siglos, como Flaubert, Joyce o Proust, aparece en nuestro ámbito una nueva manera de contar que, en el caso de la lengua española, tendrá su mejor y más brillante exponente en el llamado “boom” de la literatura latinomericana: Borges, Cortázar, García Márquez, Vargas Llosa

Para abrir boca e ir dándoos una idea general del tema os dejo la presentación anterior. Resulta muy clara y es un buen material de estudio. Además, nos puede servir perfectamente para insertar Nada en la tradición novelística hispánica y universal. Ya lo comentaremos despacio en clase.

Como complemento, os dejo un buen ejemplo de presentación de una novela coetánea de Nada con interesantes propuestas de trabajo. Nos la proporciona Ramon Salvo en su página personal y constituye un buen acercamiento a la novela más características de esa breve moda literaria llamada “tremendismo”, la terrible y descamada historia de Pascual Duarte (1942) de C. J. Cela:

Teledebate sobre La familia de Pascual Duarte.


Nada, 1944

4 octubre 2010

Carmen Laforet (1921-2004)

Carmen Laforet es una figura singular de la narrativa española posterior a la Guerra Civil. Su trayectoria vital y su trayectoria literaria transcurren de forma absolutamente paralela y presentan numerosos episodios desconocidos, ya que llevó una existencia bastante retirada de la luz pública y salpicada de profundas crisis personales. Finalmente, acabó cayendo en un mutismo casi absoluto, recluida en soledad, y negándose a publicar cuentos y novelas que tenía terminadas.

Para conocer algo mejor su vida y su obra, tenemos hoy un interesante  y muy completo documental, recientemente emitido en RNE, que puede escucharse en el siguiente enlace:

Carmen Laforet, el silencio de una escritora,

Documentos RNE (11-09-2010)

A otro nivel, en forma telegráfica, tenemos esta presentación en Youtube.

Cuando Carmen gana el premio Nadal, se convierte de golpe en un fenómeno mediático: es una escritora joven, guapa, inteligente, apreciada por el público y la crítica, culta e innovadora y, sobre todo, es una mujer inteligente que mira la realidad sin miedo, de frente, por lo que es capaz de retratar, desde un punto de vista muy subjetivo y de una manera muy simbólica, todo un paisaje moral y material tremendamente áspero y desagradable: el de la España de posguerra.

Con el tiempo, sin embargo, Laforet se convertirá en una muñeca rota, en una artista frustrada que no podrá superar nunca sus complejos iniciales ni el éxito arrollador de su primera novela, porque no tendrá confianza en sí misma y porque su vida discurrirá por muy diferentes derroteros, a veces elegidos y a veces no. La mujer feminista que rompe con todo y con todos y que se refleja en el personaje de Andrea cuando abandona para siempre la casa de sus parientes en Barcelona, en la realidad se casará pronto y abandonará casi totalmente la creación artística para cuidar de los hijos y atender a su marido, el periodista y escritor Manuel Cerezales, una figura intelectual de cierto renombre en la época.

Fragmento inicial de la versión cinematográfica.

Para verla completa, clica en Nada (1947) de Edgar Neville.

En este contexto, Nada (escrita en 1944 y publicada al año siguiente) constituye sin duda la obra más lograda y relevante de su producción y todavía hoy se alza hoy como un relato fresco, imperfecto pero lleno de fuerza juvenil que nos atrapa desde las primeras páginas. Nada, una novela de tinte fuertemente autobiográfico, es la historia de una muchacha solitaria e introvertida que se abre a la vida adulta, que presencia horrores mal disimulados en el ámbito asfixiante de la inolvidable casa de la calle Aribau, que describe peleas y reproches terribles entre parientes que se aman y odian con igual intensidad y que guardan secretos amargos.

Pero es, sobre todo, el retrato de una sociedad enferma, repleta de seres malvados y estúpidos en coexistencia precaria, de burgueses venidos a menos que malviven entre los restos del naufragio, sombras de vidas que fueron mejores y más felices antes de la guerra del 36. Un mundo de pesadilla sólo aliviado en parte por los amigos de Andrea, los estudiantes y artistas del ambiente bohemio y relajado que conoce en la Universidad Central, esa camada de jovencitos que tienen dinero, salud y pocas preocupaciones más allá de buscar amoríos o salir a divertirse.

Porque la guerra –la Guerra Civil claro- es un fantasma que recorre toda la novela y que extiende su sombra a los años posteriores al conflicto, a esa época gris, vacía y envuelta en la terrible miseria moral y material que trajo la dictadura de Franco, una miseria que, paradójicamente, afecta también a los “vencedores”. Una miseria quizá más visible en las grandes ciudades, sobre todo en aquellas que, como Barcelona o Madrid, resultaron especialmente devastadas.

En este contexto histórico y social, Nada constituye, junto a La familia de Pascual Duarte (1942) y La sombra del ciprés es alargada (1947), la tríada de novelas que más impactaron y renovaron la narrativa española después de la Guerra Civil. Cela, Delibes y Laforet fueron voces jóvenes que,  asimilando la maestría de Pío Baroja –voluntariamente recluido entre Madrid y Vera de Bidasoa- dieron un nuevo impulso a la literatura española en aquellos años difíciles del estraperlo y la censura.

Lejos, sin embargo, del tremendismo costumbrista y agrio de Cela, el relato de Laforet, de título además tan simbólico, se inserta mejor en la narrativa de corte existencialista que surge de la obra de Franz Kafka (1883-1924), que tanto influyó en el primer Delibes y que se desarrolló sobre todo en Europa Central después de la segunda Guerra Mundial, dando a luz obras tan destacadas como El extranjero (1942) de Albert Camus o La náusea de Jean Paul Sartre.

Un buen resumen de todo esto puede verse en la siguiente presentación de Juan Manuel González:

Laforet fue siempre “una chica rara”, como la definiría después Carmen Martín Gaite, una escritora de pies a cabeza, pero fracasada en gran parte, una mujer decidida y rompedora en cierto sentido que, sin embargo, se vio arrastrada por la vida a asumir un papel silencioso y retraído, quizá en contra de su voluntad. Fue una mujer extremadamente sensible, avanzada a su tiempo, gran lectora y muy afable, pero también insegura, perfeccionista hasta lo patológico y con grandes dudas religiosas y existenciales, tantas que le llevaron a sucumbir en ocasiones a fuertes crisis psicológicas y profesionales.

No obstante, Carmen Laforet supo desde joven mantener y cultivar la amistad con destacadas figuras del exilio literario como Ramón J. Sender o Juan Ramón Jiménez, y siempre mantuvo un público fiel y cierto prestigio, incluso durante sus años de silencio. Y como escritora, tuvo una habilidad excepcional para trazar caracteres, dotes innatas para la expresión de sentimientos y un gran talento para insertar el lenguaje poético en sus historias, aunque quizá no tanto para la composición narrativa o para la puntuación de las frases. En suma, fue contradictoria hasta el final.

Son muy numerosos los materiales que pueden encontrase en Internet sobre Carmen Laforet y su obra más conocida. Me limito aquí a indicar algunos de los más interesantes:

1. Completísima Guía de lectura de José Luis Vilaplana en el portal EDU 365.

2. La excelente presentación de diapositivas, ya citada arriba, publicada en el blog Alumnos en(red)ados por Juan Manuel González y Ruth Romero.

3. Nada, con prólogo de Rosa Montero (novela completa en pdf, en Scribd).

4. Amplio dossier y buena colección de enlaces sobre Nada en la sección de Literatura del web Materiales de Lengua. Incluye la versión completa de la película de Edgar Neville.

5. La escritora y los demonios, artículo de Nuria Amat sobre el silencio de Carmen Laforet y Releer Nada, artículo de Javier Alfaya  que apunta relaciones con obras catalanas como la gran novela Vida privada (1932) de Josep Maria de Sagarra o buena parte de la narrativa de Mercè Rodoreda. Ambos textos fueron publicados en el monográfico que le dedicó a Laforet la revista gaditana Caleta (nº 14, 2008).

6.- Análisis de la novela en el blog Erudición y crítica de Anastasio Serrano.

7.- Ejercicios de Selectividad a propósito de Nada: a) en Materiales de lengua (pdf con orientaciones y respuestas-modelo); b) Educared (texto en línea con ejercicios resueltos).

8.- Carmen Laforet, web oficial sobre la escritora catalana.

9.- Estudio de Nada (2009), pdf con actividades y textos de apoyo.

10.- Mujeres en proceso de construcción (2010), análisis comparativo del personaje de Andrea y el de Natàlia de La plaça del diamant, por Caroll Y. Buitrago-Long.

 Y ya para acabar, aquí te dejo las Cuestiones_sobre_Nada_2012 que deben entregarse en noviembre. Clica en el enlace para descargar un documento en Word modificable que puedes utilizar para responderlas. No olvides también hacer una portada con todos los datos necesarios y recuerda que no se admiten errores de expresión graves, ni faltas de ortografía ni actividades incompletas.

NOTAS FINALES

En la primavera de 2010 se ha publicado Una mujer en fuga, nueva e interesante biografía de Carmen Laforet a cargo de Anna Caballé e Israel Rollón.

Además, en abril de 2011 se ha hecho público un muy logrado vídeo que adapta la novela de Laforet, realizado por una serie de jóvenes artistas y estudiantes de Tortosa, con música de David Espinós y dirección de Josep Piñol.